¿Existe la fritura perfecta?

El Aceite de Orujo de Oliva es el ingrediente perfecto para realizar las mejores frituras, con una calidad superior a la mayoría de aceites. Sus cualidades no alteran las propiedades de los alimentos al cocinarlos con altas temperaturas y ofrece una larga durabilidad de uso. Se trata de un producto altamente rentable para el hogar y especialmente para la hostelería y la industria alimentaria.

¿Qué beneficios tiene el Aceite de Orujo de Oliva?

El Aceite de Orujo de Oliva es el segundo mejor aceite del mundo y el primero en lo que a frituras se refiere. Es un aceite saludable y de primera calidad que, gracias a su procedencia, presenta unas propiedades inmejorables para su uso en la hostelería, garantizando unas frituras ligeras y con el característico toque crujiente que mantiene intacto el sabor de los alimentos.

La mayor parte del aceite de oliva está formado por ácido oleico, pudiendo llegar hasta un 85%. Hablamos de un ácido graso monoinsaturado con propiedades saludables para el sistema cardiovascular. Pero los beneficios terapéuticos de este aceite también proceden de otros compuestos bioactivos de gran capacidad antioxidante. Una composición que protege nuestra salud, pero también la calidad de las frituras, alcanzando el color, sabor y ligereza perfectos.

¿Cuál es la clave para conseguir una fritura con la textura perfecta y un sabor 100% auténtico?

En el proceso de fritura intervienen distintos elementos. Una fritura no solo depende del aceite que se utilice, también influye la temperatura del fuego, así como la presencia de oxígeno en el aire. Así pues,  el aceite no solo funciona como transmisor de calor, sino que además ocupa el espacio de las partículas de agua que se evaporan en el transcurso, y se incorpora al alimento. Es importante, por lo tanto, tener un buen control de todos estos elementos culinarios para evitar que el alimento absorba un exceso de aceite y resulte grasiento.

La temperatura idónea para freír con Aceite de Orujo de Oliva, debe rondar los 180º. Es esencial consumir los fritos antes de que se enfríen, ya que la mayor parte de aceite que absorbe un alimento cocinado se produce durante su enfriamiento. Solo consumiéndolos de inmediato, disfrutaremos de todas las propiedades del aceite.

Siguiendo los consejos apropiados, conseguiremos con el Aceite de Orujo de Oliva hacer de nuestra experiencia en la cocina, una fritura perfecta.

El Aceite de Orujo de Oliva es el mejor aceite para freír. Su uso garantiza unas frituras doradas, crujientes, ligeras y muy sabrosas.

LA RESPUESTA ES:

SÍ, EXISTE LA FRITURA PERFECTA.

 

This site is registered on wpml.org as a development site.